Parques Juan Carlos I y El Capricho. Como paradigma de diálogo perceptivo-paisajístico y de biodiversidad.


Autor: Escobar Isla, José Manuel

Año académico: 2009
Universidad: Politécnica de Madrid
Centro de lectura: Escuela Técnica Superior de Arquitectura
Departamento: Urbanística y Ordenación del Territorio
Programa: Periferias, Sostenibilidad y Vitalidad Urbana
Centro de realización: Escuela Técnica Superior de Arquitectura

Director: Hernández Aja, Agustín
Tribunal:
Roch Peña, Fernando
Fernández Redondo, Enrique
Manuel Valdés, Carlos
Saravia Madrigal, Manuel
Ortega Vidal, Javier


Resumen

La dedicación durante más de quince años al desarrollo de este trabajo por motivos científicos y personales , ha permitido al doctorando acumular una documentación y elaborar una investigación en la que los diversos análisis comparativos consiguen demostrar de una manera irrefutable la relación en la concepción paisajística de ambos espacios, así como la labor que la propia naturaleza ha realizado para completar la semejanza que ya de forma intencionada habían realizado los diseñadores del Parque Juan Carlos I, con respecto al de el Capricho.

La presencia en esta tesis de un pormenorizado análisis de todos los aspectos vinculados a la mitología que aparecen en ambas superficies paisajísticas, sirve para enriquecer y dar un carácter humanista al contenido de la misma, haciendo por tanto una perfecta simbiosis entre arquitectura, paisajismo y filosofía.

Los objetivos planteados por el doctorando al inicio del trabajo se han visto cumplimentados a lo largo del trabajo, sobre todo el que intentaba demostrar la capacidad del medio natural para replicar un medio natural en una obra de asentamiento de un nuevo parque, desarrollado enteramente por la mano del hombre y que con el paso de los años se ha ido mimetizando y adaptando en cuanto a especies tanto vegetales como animales al contiguo medio natural.

Así el parque Juan Carlos I, diseñado y construido por el hombre ha incorporando a su primigenio diseño las especies vegetales que formaban parte del Parque del Capricho y que no habían sido elegidas por los autores del parque Juan Calos I en su inicio.

Se trata de un estudio único, de una total originalidad y en el que la recreación filosófica y mitológica de todos los elementos del parque, tanto a nivel de la planimetría como iconográfico, suponen un análisis conceptual y representativo que convierte al parque Juan Carlos I, al igual que en su día se hizo en el Capricho, en un espacio integrador de las artes y en definitiva en una especie de museo al aire libre.

La metodología empleada es la apropiada para la realización de esta tesis dada la complejidad de la misma al trabajar con elementos tan dispares como son la adaptación de espacios realizados por el hombre en virtud de la intervención de la propia naturaleza y la creación de nuevos espacios vegetales y animales, y la mismo tiempo el desarrollo de un estudio iconográfico de los elementos introducidos en el parque por la mano del hombre y la relación de estos con la biodiversidad establecida de forma natural en el propio parque Juan Carlos I.