La composición del Parque del Retiro: Discontinuidad e integración de las formas espaciales de su paisaje.


Autor: Nieto Bedoya, Marta

Año académico: 2008
Universidad: Politécnica de Madrid
Centro de lectura: Escuela Técnica Superior de Arquitectura
Departamento: Urbanística y Ordenación del Territorio
Programa: Periferias, Sostenibilidad y Vitalidad Urbana
Centro de realización: Escuela Técnica Superior de Arquitectura

Director: Moya González, Luis
Tribunal:
de Terán Troyano, Fernando
Aníbarro Rodríguez, Miguel Ángel
Gómez Mendoza, Josefina
Ariza Muñoz, Carmen
Álvarez Álvarez, Darío
Rojo Fraile, Eduardo
Mercé Hospital, Jose María
Merino Peral, Esther
Tito Rojo, José
Trovato, Graziella


Resumen

La presente tesis ha tenido su punto de arranque en el trabajo de investigación de la autora sobre el análisis compositivo de los planos del Buen Retiro, de Pedro Texeira de 1656, de Tomás López de 1785 y de Francisco Coello de 1848.

  1. Primera etapa: se establecen los capítulos para el estudio y análisis de la tesis.

    A lo largo del trabajo se han ido desgranando los significados de los términos composición, forma, espacio y paisaje. El primer paso del desarrollo de la tesis ha sido establecer los capítulos de la investigación. Inicialmente se ha estudiado la elección del lugar y la relación del Parque con la arquitectura y con la urbe. Le ha seguido el estudio del suelo y la actividad que sucede en él. Por último se ha trabajado sobre el concepto de la forma y su relación con la materia vegetal.

    El término lectura se ha elegido por la acepción de: “interpretación del sentido de un texto según sus valores y estudio de él, según sus variantes”. Por consiguiente, el trabajo se ha enfocado hacia la identificación del carácter, a la localización del tipo y arquetipo de las formas del paisaje y a ver sus continuidades o discontinuidades. También se reconoce el trabajo de observar como base del conocimiento, el ejercicio de la mirada, el “tocar” con las yemas de nuestros ojos.

    Los capítulos son los siguientes: la lectura del entorno, del terreno, del uso, de la forma y de la vegetación. En los anexos se incluye una relación de los fondos de No-Do con imágenes del Retiro del siglo XX y una selección de las mismas, reproducidas por cortesía de la Filmoteca Nacional. Se incluye una serie de planos rotulados de los años 1656, 1785, 1848, 1872-74, 1877, 1929 y 2003 con los elementos más característicos citados en el texto y un listado de los árboles y arbustos históricos y de los existentes en el año 2000.

    Termina el trabajo con el estudio de las transformaciones del centro de Guadalajara a mediados del siglo XX que suponen la eliminación casi total del patrimonio urbano de la ciudad: un proceso de remodelación radical del espacio funcional y social, inducido por el nuevo régimen de acumulación que se despliega en esas fechas y que permite reflexionar sobre el sentido, las alternativas y oportunidades de introducir la dimensión patrimonial en la evolución urbana.

  2. Segunda etapa: se observan las relaciones entre los capítulos.

    El origen y los cambios en los aspectos de la composición, el uso y la vegetación del Parque del Retiro, han estado determinados por haber sido propiedad del rey desde el año 1633 al año 1868, y del Estado, cedida por éste al Ayuntamiento de Madrid, desde 1868 hasta el día de hoy. Sin embargo los períodos privado y público no han sido absolutos. El Parque fue paulatinamente haciéndose accesible a los visitantes en determinadas fiestas con el rey Felipe IV, y cumpliendo ciertos requisitos como una apropiada vestimenta, en zonas acotadas con Carlos III. Fernando VII permitió el arrendamiento de las huertas y su hija Isabel II dejó visitar el jardín Reservado previo pago de una entrada. El Parque tiene en la actualidad servicios arrendados y recintos cercados para el deporte.

    La ubicación estratégica del Retiro propició la consolidación de la trama urbana en su entorno. Desde su origen sus cercas formaron parte del perímetro de la Villa. La barrera física del Palacio y del monasterio de los Jerónimos hacían del Retiro un Sitio en las afueras, dentro del casco urbano. Esta percepción se mantuvo hasta el siglo XX, utilizándose los jardines como recinto de exposiciones y los paseos como calles del viario urbano y de los circuitos deportivos. La introducción a gran escala del asfalto supuso una transformación drástica del suelo y del uso del Parque.

  3. Tercera etapa: se definen los conceptos aplicados a las formas de paisaje.

    Los momentos de esplendor responden a una coherencia en los aspectos citados con anterioridad y se pueden leer en los planos de:

    • 1656, el origen de la propiedad real, plano de Pedro Texeira. El Real Sitio del Buen Retiro tenía el Palacio, los jardines del Rey, de la Reina y del Príncipe vinculados a las ermitas, las huertas, el bosque, el Estanque Grande, los ríos y el Jardín Ochavado. Éste último servía de punto de fuga en la escena del coliseo.
    • 1929, la consolidación de los grandes proyectos del parque público, plano del Instituto Geográfico Nacional. El Parque de Madrid tiene un nuevo perímetro. El Campo Grande y el Paseo de Coches son las formas que han dado un nuevo uso al Retiro.
    • 2003, tras un período de obras, resurge el Parque de la gran urbe, plano del Ayuntamiento de Madrid. Se finaliza el cierre de su perímetro y se recupera la forma rectangular del Estanque. En el estudio de la composición del Retiro se define la unidad ambiental, apreciando en ella el carácter de recorrido o estancia. Se establecen, argumentan, analizan y relacionan los conceptos de huerta, bosque y jardín con los arquetipos agrícola, natural y arquitectónico.

    El Estanque Grande, el Paseo de Coches y el Campo Grande son las formas del paisaje de mayor interés por su sencillez, complejidad y permanencia en el tiempo. Tienen el grado de ámbitos por aglutinar enclaves e hitos y hacen referencia, respectivamente, a los tipos huerta, bosque y jardín.